Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Sep 2022 - Edicion 266

La vocación docente inclina la balanza

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Educación TP: continuidad como trayectoria de vida

AIEP, MUEVE TP y Fundación Nocedal participaron de webinar que relevó el rol de la educación técnico profesional y promovió la vinculación de los distintos actores. En nuestro país, un total de 362 mil alumnos cursan carreras en Institutos Profesionales (IP) y 130 mil lo hacen en Centros de Formación Técnica (CFT), representando respectivamente el 29,6% y el 10,7% del universo total de jóvenes en la educación superior, sumando entre ambos cerca de 492 mil personas.

Educación TP: continuidad como trayectoria de vida

En el marco de los 80 años de la educación técnico profesional en Chile que se celebra en el mes de agosto de este año, tres instituciones se reunieron para hablar del rol de la educación técnica profesional, los desafíos de esta y qué debemos mejorar en beneficio de los jóvenes que escogen esta área de educación.

Las cifras lo avalan y es que un 37% de los jóvenes que están cursando tercero y cuarto medio, lo hacen en un colegio o liceo técnico profesional. Cifra no menor y lo que nos lleva a pensar cómo podemos mejorar este tipo de enseñanza que es tan necesaria en un país donde existe un gran número de profesionales cesantes egresados de universidades.

Es así como María Fernanda Orellana, directora ejecutiva de Mueve TP, institución que promueve la continuidad de estudios de las y los estudiantes de la enseñanza media técnico profesional, ve importante impulsar la continuidad de estudios de los jóvenes con un enfoque de trayectoria de vida. En este sentido ve como tarea importante fortalecer los vínculos directos de los colegios con las instituciones de educación superior, generando instancias que les sirvan a los jóvenes para la toma de decisiones.

Desde la vereda escolar, Manuel Arce, responsable del área de Educación TP del colegio Nocedal de la Fundación Nocedal, ve como un factor clave que los alumnos se vinculen tempranamente con la educación superior y no sólo cuando egresen del colegio. “Es importante que los jóvenes, cuando estén en enseñanza media visiten los institutos, participen de charlas, de talleres prácticos del área de interés de ellos y de lo que les gustaría seguir estudiando en el futuro. Cuando un joven escolar entra a un instituto y vive la realidad de la educación superior, aunque sea por un día, le cambia la mentalidad y le ayuda a querer continuar sus estudios”, afirmó Manuel Arce del colegio Nocedal.

En relación a la educación técnica superior, José Antonio Álvarez, vicerrector académico de AIEP, afirmó que los CFT están llamados a mejorar el capital humano, especialmente para Chile que necesita de buenos técnicos. En este sentido, uno de los desafíos es mejorar el relacionamiento de los actores que están involucrados en la enseñanza de la educación técnico profesional, además hay que dar más opciones para formarse en la educación TP Superior y adaptarse a las necesidades de los estudiantes con mayores carreras que se impartan en sistema híbrido. “Es importante abordar los temas de género en las carreras que son mayoritariamente masculinas, por ejemplo. Cómo impulsar a las jóvenes que se inclinen por estas áreas”, afirmó el vicerrector de AIEP, institución que asegura que dos tercios de sus estudiantes son mujeres.

Otro punto importante que generó discusión fue las prácticas laborales de los estudiantes a nivel escolar y cómo lograr que completen esta etapa para poder graduarse de técnico a nivel medio. Cómo podemos promover que los alumnos terminen la práctica y que este tiempo no compita con el lapso de ingreso a la educación superior. 

En respuesta, Manuel Arce, habló de la experiencia del colegio Nocedal donde los jóvenes comienzan la práctica a principios de enero y se les hace un seguimiento individual para que la terminen a fines del mismo mes y así tengan el mes de febrero para descansar y preparar el ingreso a la educación superior. “La idea es que la práctica laboral no sea un impedimento para cursar la educación superior, que no compitan.”, finalizó Arce.

 

¿QUÉ MEJORAS SE PUEDEN HACER?

 

Los panelistas coincidieron que los pasos para seguir por esta senda van por desafío relacionados con aumentar y mejorar el relacionamiento que hay entre las distintas organizaciones e instituciones que están en la ESTP. También, comunicar más y mejor respecto a las opciones que existen hoy día para formarse, sus beneficios y las ayudas que existen tanto del Estado como de los privados y las propias instituciones.

 

Además, promover una política en donde no exista discriminación hacia el financiamiento de la educación superior, considerando que ciertas modalidades de estudios no pueden optar a becas o tampoco estudiantes que se reinsertan después de varios años de haber terminado una carrera. Y por último seguir profundizando la educación integral y todo lo que tenga que ver con la innovación educativa, con el uso de tecnologías de la información y los perfiles de egreso acordes a las necesidades actuales y futuras.

 

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Educación Remota Inclusiva, un gran desafío en tiempos de pandemia

Ver más →

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.