Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Sep 2021 - Edición 255

La tecnología, ¿Cambió la forma de enseñar o no?

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Diálogo para construir convivencia

María Isidora Mena, doctora en Ciencias de la Educación, magíster en Formación de Valores y Directora General de Valoras UC.

Claramente, la posibilidad de una mala convivencia en una escuela es alta. Es difícil lograr aprendizaje en un ambiente que carece de buen trato, con tantas y diversas personas, cada una con distintos intereses, estilos de relación, modos de trabajar, virtudes y debilidades.

En este artículo la psicóloga María Isidora Mena, doctora en Ciencias de la Educación, magíster en Formación de Valores y Directora General de Valoras UC, entrega algunos consejos para propiciar un ambiente ameno y apto para el aprendizaje.

¿Qué tareas priorizar?

1. Tener una meta común de escuela.

Esto requiere un Proyecto Educativo Institucional (PEI) conocido por todos, que declare la meta y establezca las acciones para conquistarla. También precisa un Sistema Normativo conocido por los integrantes, con los acuerdos sobre cómo actuar para conseguir la meta, las sanciones para las transgresiones, la organización para que estos acuerdos se mantengan, y finalmente, protocolos para situaciones criticas. La gestión comunicativa del equipo directivo para que los documentos del PEI y el Sistema Normativo se conviertan en realidad, debe ser permanente.

2. Planificar actividades sistemáticas para que las personas aprendan a trabajar como comunidad de aprendizaje y buen trato.

Implica una gestión del equipo directivo a nivel escuela y de los docentes en el aula, y significa lograr que los integrantes se conozcan, aprendan a respetarse, valorarse, validarse, para coordinarse y colaborar en la tarea de enseñar y aprender. Para esto se requiere espacio-tiempo, y formación. Taller de docentes y directivos, consejos de curso, talleres de formación socio emocional. Las experiencias exitosas invierten paralelamente en el desarrollo de espacios de cooperación, y en formación socio emocional de las personas.

Las dos tareas son de gestión estructural de la organización escolar, y por distintos motivos, en la mayoría de nuestras escuelas no se realizan a cabalidad. Aquí radica parte importante del problema de convivencia en la escuela. No tanto en las familias, en los estudiantes o en la violencia del contexto externo. Sin proyecto, sin normas, sin formación ni espacio para coordinarse y colaborar ¿Cómo esperar buena convivencia y aprendizaje?

¿Y qué hacer como profesores, si no existe este contexto escolar?

Colaborar y organizarse con los directivos, para hacer las tareas descritas. Con respeto, valoración y validación. El diálogo usado con maestría, será la herramienta fundamental: escuchar, reconocer la otra perspectiva, expresarse con respeto, afecto, claridad y asertividad, sin engancharse en escaladas de emociones negativas.

El gran dato para avanzar en convivencia escolar: aprender a dialogar entre adultos, para organizar mejores contextos escolares.

 


 

**María Isidora Mena, también es académica del Diplomado Pedagogía de la Convivencia y Habilidades Socio Emocionales y Éticas, que imparte la Universidad Católica, dirigido a profesionales de la educación interesados en re plantear sus reglamentos de convivencia escolar.

Deja un comentario

Últimos Artículos

2 de cada 3 docentes consideran que su profesión fue revalorizada tras la pandemia.

Ver más →

SEMINARIO ONLINE: ¿Cambió la forma de enseñar?

Ver más →

¿Usas aula invertida, pero los alumnos no leen?

Ver más →

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.