Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Ene 2021 - Edición 248

Lo mejor 2020

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Créditos y deuda responsable. (Segunda parte)

0

En esta edición continuaremos explicando de manera práctica y ejemplificada la deuda a través de los créditos financieros, con el fin de que puedan entender, tomar conciencia y explicar a sus alumnos la importancia de asumir una deuda de manera responsable a través de esta herramienta.

¿Cuándo no nos debemos endeudar?

Muchas veces resulta fácil y cómodo pedir un crédito, lo que provoca que en muchas ocasiones se gaste más de lo que se posee, aumentando mi endeudamiento innecesariamente. Para esto, una especial importancia tiene el uso responsable de las tarjetas de crédito, ya que debido a su fácil acceso y disponibilidad, poder terminar generando un sobreendeudamiento.

Suele suceder, que aquellas personas que están sobre endeudadas, el dinero no les sea suficiente para cubrir aquellos gastos realmente necesarios, lo que deriva en tener que usar todo el sueldo en pagar deudas, en vez de utilizarlo en bienes de primera necesidad.

Debemos tener mucho ojo en el sobreendeudamiento, porque esto emanará en un problema aún mayor, solicitar un nuevo crédito para pagar el anterior.

¿Cuál es el monto máximo para solicitar un crédito?

Como ya sabemos, el pedir un crédito significa que debo devolver el monto solicitado en un periodo de tiempo definido, valor al cual  debo sumarle los intereses correspondientes. Por esta razón, se debe revisar cuidosamente  que los ingresos que se tengan deben lograr cubrir las necesidades de primer orden más el valor de la cuota que debo pagar.

Cabe destacar, que las deudas no deben ser más altas que los ingresos que se reciben, por lo tanto, el monto máximo en el que una persona se debiese endeudar, es aquel que me permita tener un equilibrio adecuado entre los ingresos y los gastos.

¿Quiénes pueden solicitar un crédito?

Todas las personas que lo necesiten y que cumplan una serie de requisitos establecidos por los Bancos o instituciones financieras.

Los requisitos los establece el prestador del dinero (ej.: bando) y estarán en función de numerosas variables que ellos mismos determinarán y que deberán estar en pleno conocimiento del deudor.

Generalmente los requisitos están relacionados con temas tales como contar con antecedentes comerciales y crediticios adecuados y, por otra parte, demostrar ingresos que le permitan pagar de manera adecuada la deuda que se va a contraer.

*Una de las exigencias más importantes para adquirir un crédito es la persona que está solicitando el préstamo cuente con un historial crediticio intachable, es decir, haber pagado sus deudas anteriores en los plazos y condiciones pactadas, no solo con los bancos, sino que también con las casas comerciales, pagos estudiantiles, cuentas de luz, agua y gas, etc.

¿Qué costos están asociados a un crédito?

Ya hemos visto que cuando se utiliza el crédito, se pide prestado dinero a otra persona y que quien lo recibe, es decir el deudor, lo devolverá en un plazo posterior. Por el solo hecho de recibir el dinero, la persona que me lo presta me cobra un precio. Ese precio se conoce como interés y en general es un porcentaje sobre el total de lo adeudado.

Pero también existen otros costos que debo conocer antes de decidir tomar un crédito. Estos costos están relacionados al préstamo y no se pueden pasar por alto, algunos de ellos son;

 

  • Impuesto al crédito
  • Costo de apertura de la cuenta
  • Costos de mantención de la cuenta
  • Costos de facturación

 

Entonces no solo se debe pagar un monto que integre los intereses, sino  que también debo sumarle cualquier otro costo asociado al préstamo y que se agregará al valor de la cuota final. Conocidos todos esos gastos y costos, deberé ahí decidir si realmente me conviene o no pedir ese crédito.

*Se recomienda cotizar siempre en más de una institución financiera antes de pedir un crédito.

¿Qué pasa si me atraso en el pago del crédito?

Siempre que se solicita un crédito, se aceptan y establecen las condiciones del mismo, señalándose el monto de la cuota, el plazo, los intereses, entre otros. Pero también se establecen las condiciones en el caso que la persona no pueda cumplir con el pago del crédito. Para esto, generalmente se deberán pagar las penalidades o pagos extras por morosidad de dicho incumplimiento.

Cabe destacar, que si no se paga la deuda en el periodo de tiempo establecido, el historial crediticio de las persona se verá afectado y esto la restringirá para tener acceso a un nievo crédito en momentos que puede ser realmente necesario.

*En caso de no poder pagar la deuda en los términos establecidos, es recomendable acercarse de inmediato a la institución financiera para buscar en conjunto una solución viable que permita saldar la deuda y no aumentarla por morosidad. 

 Algunas preguntas que debemos responder antes de solicitar un crédito:

 

  • ¿Es realmente necesario?
  • Para endeudarme menos, ¿espero juntar un poco más de dinero?
  • ¿Puedo pagar la cuota establecida?
  • ¿Leí bien y entendí todas las condiciones del crédito que estoy solicitando?
  • ¿Conozco cuánto me cobrarán de intereses y gastos por pedir el crédito?
  • ¿Existen otros gastos por pedir el crédito?
  • ¿El crédito es en pesos o en U.F.?
  • ¿Mi familia sabe en qué me estoy endeudando, estamos todos de acuerdo?
  • ¿Cuáles son las multas o pagos por morosidad en caso de que me atrase en la cuota?

 

Esquema tipo:

Deja un comentario

Últimos Artículos

¿Cómo pasar del teletrabajo al descanso en el mismo lugar? Las sugerencias para las vacaciones de Neva Milicic

Ver más →

Prácticas para un buen dormir

Ver más →

El poeta Armando Roa y nuestros lectores nos recomiendan libros y películas

Ver más →

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.