Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Oct 2020 - Edición 245

Educar en el cuidado del medio ambiente

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

El autismo a la pizarra

Con series tan exitosas como “Atypical”, Netflix vuelve a exponer problemáticas sociales en la pantalla, contribuyendo a que niños y adolescentes se familiaricen con situaciones que hasta ahora desconocían.

Por: María Salazar
El autismo a la pizarra

Pasó con el estreno de “13 reasons why” a principios de 2017, la serie de Netflix basada en la historia de una adolescente que se suicida mientras transcurre el año escolar, dejando una compilación de casetes dirigidos a cada uno de los responsables de la decisión de atentar contra su vida.

El hecho puso a varios especialistas e instituciones de salud mental de todo el mundo en alerta, quienes criticaron que las escenas eran demasiado explícitas, aludiendo a que si personas vulnerables psicológicamente se exponían a un suicidio, entonces aumenta el riesgo de que incurran en lo mismo.

Fuera de alarmarse, lo claro es que niños y adolescentes tienen cada vez más acceso a contenidos de este tipo. De hecho, según un estudio de Tren Digital de la PUC que trata sobre la influencia de Netflix en la vida de los chilenos, el 92,5% de los jóvenes ha visto series durante el último año, siendo clave informarse para acompañarlos en su decisión de acceder a ellas.

Para Daniel Halpern, creador de Tren Digital e investigador PUC, esto tiene sus pros y contras. Primero, porque sin estas series, probablemente muchos no tendríamos cómo enterarnos de ciertas realidades, lo cual es positivo. Pero por otro lado, los jóvenes piensan que lo que ven en la televisión es 100% real, y es ahí cuando tenemos que entrar a cuestionarlo y expresarles que ésta es solo una versión de los hechos.

 

 

Potenciar la diferencia de las personas

“Atypical” trata sobre la vida de un joven de 18 años, Sam, que tiene un trastorno del espectro autista, no obstante, decide que es el momento de ponerse a buscar novia y empezar a tener sus primeras relaciones, motivado por su psicóloga, Julia, de la cual termina enamorándose.

Una de las primeras escenas de esta serie (que cuenta con 8 capítulos en su primera temporada) muestra a Sam diciéndole a su amigo Zahid “a veces quisiera ser normal”, tras un par de intentos fallidos por conquistar el corazón de una mujer, a lo que este simplemente responde “compadre, nadie es normal”.

Esto es justamente lo que se debe rescatar de instancias de visualización como “Atypical”. Si bien muchos expertos han opinado que la caracterización del protagonista es inexacta y estereotipada, otros la defienden y recomiendan verla, pues ayuda a entender de más cerca los patrones de comportamiento de este padecimiento, así como también a amplicar su campo de estudio.

“Si los profesores deciden tocar el tema del autismo en clases, son ellos quienes deben explicar primero el concepto a sus alumnos. Luego, si aparecen distorciones en la comprension, apoyarse con este tipo de herramientas –las series- para complementar el proceso de entendimiento”, sugiere Halpern.

 

 

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Los niños con discapacidades también van al colegio

Ver más →

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.