Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Sep 2020 - Edición 244

Tecnologías ¿De enemigas a aliadas?

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Articular educación y empresas, el desafío del área técnico-profesional

Para potenciar al sector productivo. En el marco de la reforma, expertos y liceos analizaron este tema en un seminario de la Fundación Irarrázaval.

Por: C. Said. El Mercurio.

En el contexto de la reforma a la educación superior y de la implementación de los nuevos currículums para los liceos técnico-profesionales, la Fundación Irarrázaval realizó -en conjunto con el Grupo Educar y DuocUC- la decimoséptima versión del seminario «Claves para la educación del futuro», con el objetivo de identificar los desafíos que debe enfrentar este sector en los próximos años.

Al encuentro, realizado el viernes y sábado, asistieron expertos y más de 200 directivos de liceos técnicos, quienes discutieron propuestas para que este tipo de educación, que reúne a 296 mil escolares en la enseñanza media y a 523 mil jóvenes en la educación superior, impulse el desarrollo del país.

Tomás Recart, director ejecutivo de Enseña Chile, afirmó que «el desafío es hacer una educación técnico-profesional en base al futuro», y que el sector debe estar conectado a «las necesidades de la empresa, para saber qué competencias se necesitan hoy, y en esa tarea el ministerio tiene que poner el norte».

Además, planteó que en esta tarea «lo primero es tener una base cubierta, porque nuestros estudiantes no saben leer ni escribir bien, no saben sumar, restar o multiplicar. De hecho, el 53% de nuestros profesionales son analfabetos funcionales», por lo que recomendó invertir y dar más herramientas a la educación básica.

El director general del Grupo Educar, Alfredo Zelaya, coincidió en que se deben identificar «las brechas que existen entre el mundo del trabajo y del estudio, es decir, entre el sector productivo y los liceos, para ver de qué manera articular la necesidad de la industria y lo que se debe enseñar en los colegios».

Este año, los liceos técnico-profesionales están trabajando con nuevas bases curriculares que, entre sus novedades, reducen de 46 a 34 las especialidades y aumentan las horas de clases de Matemática y Lenguaje. Al respecto, Aníbal Vial, gerente general de la Fundación Irarrázaval, advirtió la importancia de que los profesores «se capaciten en un sector muy vulnerable, que exige un gran dinamismo y muchos recursos, y la verdad, los recursos del Estado se van más bien a la educación superior de manera increíble».

Además, dijo que es necesario que las carreras de los centros de formación técnica e institutos profesionales tengan una mayor pertinencia, «de manera de conectar los liceos técnicos con la educación superior».

La reforma que presentó el Gobierno -y que está siendo debatida en la Cámara- contiene una nueva institucionalidad para el área técnico-profesional: crea un consejo asesor, con representantes del mundo empresarial y gremios de trabajadores, para coordinar justamente las necesidades productivas con las educacionales.

El asesor del Mineduc para este sector, Cristián Lincovil, asistió al encuentro para explicar esta propuesta: «Estamos impulsando una política de educación técnico-profesional, que se centra en el desarrollo de trayectorias articuladas entre educación y trabajo», contó, y añadió que «el desafío es lograr que la educación media y superior técnico-profesional trabajen coordinadamente».

Trabajo
La fundación realiza este seminario todos los años, para los 99 colegios de su red.

Ver versión impresa

Últimos Artículos

Paola Gary: en moto por La Tirana para seguir enseñando

Ver más →

Mineduc mapea a los posibles desertores escolares

Ver más →

Películas y documentales para viajar por Chile

Ver más →

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.