Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Jun 2022 - Edición 263

Esta pasando en educación

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Aprender en y con la naturaleza

Enseñar y aprender al aire libre en el mundo natural como parte de la educación escolar diaria no es un concepto completamente nuevo en Suiza. Desde 1985, la Fundación SILVIVA implementa programas de educación al aire libre con el objetivo de promover la comprensión de la relación entre humanos y naturaleza.

Por: Ximena Greene
Aprender en y con la naturaleza

“Estamos convencidos de que trasladar parte de la educación al exterior genera tantos beneficios, no solo para los niños, sino también para los profesores y la comunidad en general”, sostienen en la Fundación SILVIVA, institución europea con más de 30 años de experiencia en la implementación de proyectos innovadores en los colegios de Suiza y otras partes de Europa. 

Un ejemplo de ello es el proyecto Forester’s World, un programa escolar para alumnos de nueve a 16 años, que tiene como objetivo que los niños y adolescentes establezcan una relación duradera y sostenible con el bosque, a través de trabajos prácticos y actividades educativas. Para ello, los alumnos visitan regularmente el bosque durante dos o tres años en diferentes épocas del año para que puedan observar de cerca los cambios y su desarrollo. Si es posible, se les asigna su propia área de bosque para administrar. De esta forma, los alumnos aprenden más sobre la relación entre los seres humanos y los bosques, de la gestión forestal y el uso de la madera.

Para ser efectivos y poder alcanzar e impactar a todas las partes interesadas con las herramientas de apoyo adecuadas, la Fundación tiene dos pilares fundamentales. 

  1. Equipar a los docentes con las competencias necesarias para enseñar todas las materias escolares al aire libre. Contar con un manual de enseñanza que les ayude a enseñar sus currículos escolares normales al aire libre con poco esfuerzo y con cursos prácticos donde adquieran experiencia personal de cómo funciona realmente la enseñanza y el aprendizaje en la naturaleza. 
  1. Realizar investigación para construir una base de evidencia acerca de los beneficios del aprendizaje al aire libre, y que sea una herramienta importante para legitimar esta forma de aprender en la comunidad en general, en las autoridades y las familias y así obtener el respaldo necesario. 

Aprendizaje efectivo y activo

La metodología de educación ambiental creada por la Fundación SILVIVA está centrada en “encuentros” en donde sus alumnos aprenden en la naturaleza y con la naturaleza. Para ello utilizan métodos, enfoques y formas de interacción que siempre se conciben en relación con la naturaleza como un lugar de aprendizaje. Qué métodos se eligen y cómo se implementan dependerá del objetivo de aprendizaje. 

Según consigna su página web, los docentes e investigadores de SILVIVA entienden el aprendizaje como un proceso complejo, permanente, que está en constante evolución y que para que sea efectivo debe ser activo, es decir que se pueda observar, contextualizar y completar con otras experiencias. 

Afirman que este tipo de aprendizaje asegura el éxito de la incorporación de los contenidos, siempre y cuando se lleve a cabo de manera integral, ligado a las emociones, pero también a la acción. “El aprendizaje es más efectivo cuando los alumnos pueden buscar soluciones por sí mismos en lugar, practicando estrategias y experimentando su propia eficacia”, señalan, pero también cuando los alumnos pueden parar, pensar y hacerse preguntas, comprobando si sus acciones son significativas y efectivas a través de la práctica. 

En mayo de 2021, la Fundación SILVIVA, en conjunto con tres docentes lanzaron el libro “La Escuela a Cielo Abierto”, una guía con más de 200 actividades para trabajar al aire libre todas las áreas de conocimiento de educación infantil y primaria e, incluso, secundaría, como lenguaje, matemáticas, ciencias naturales, ciencias humanas y sociales, medioambiente, artes plásticas, música, cuerpo, movimiento y educación física. 

De acuerdo a sus autoras, Sarah Wauquiez, Nathalie Barras, Martina Henzi, este libro sirve para cualquier sistema educativo y tiene actividades para edades recomendadas entre los cuatro y los 12 años, aunque se pueden adaptar fácilmente para niños mayores o niveles de educación superior. Si bien está pensado para centros educativos, es una guía que puede ser usada por cualquier persona que quiera trabajar con la infancia al aire libre.

 

Ficha del Libro: 

Nombre: La Escuela a Cielo Abierto.

Autoras: Sarah Wauquiez, Nathalie Barras, Martina Henzi y Fundación SILVIVA.

Editorial: La Traviesa Ediciones.

Idioma: Español.

 

Deja un comentario

Últimos Artículos

Seminario Las cicatrices emocionales del ciberbullying

Ver más →

7 enfoques para no olvidar que somos protagonistas

Ver más →

¿Eres docente o directivo? Queremos conocer tus motivaciones y desafíos

Ver más →

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.