Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Nov 2017 - Edición 216

Clases de Religión: al servicio de la fe

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Conoce los planes

Cómo acercar la literatura a niños y jóvenes

En una era donde la mayoría de los contenidos está migrando a internet, surgen nuevos espacios para motivar una lectura más profunda y que dé paso a la imaginación.

Por: María Salazar
Cómo acercar la literatura a niños y jóvenes

En una era donde la mayoría de los contenidos está migrando a internet, surgen nuevos espacios para motivar una lectura más profunda y que dé paso a la imaginación.

 

Según las últimas cifras de la Subtel, 84 de cada 100 chilenos visita la red de internet. Esto, equivale a más de 2,4 millones de nuevos accesos en el último año; comunicaciones que, en gran parte, son llevadas a cabo por niños y adolescentes, tanto para realizar tareas como para pasar el tiempo.

Qué duda cabe. En la era de la inmediatez, son cada vez más escasos los libros físicos como fuente de entretención y conocimiento. Además, cuando el cotidiano de los niños es ver a sus padres consultando de todo en pantallas, se vuelve más natural para ellos dejar de recurrir al formato de papel.

 

Internet, el gran aliado.

Sin embargo, según los expertos, cada vez hay más espacios para fomentar una lectura más profunda y que dé paso a la imaginación. No debe mirarse a internet como algo perjudicial, sino más bien un gran aliado, considerando todas las opciones que actualmente existen aquí para revisar los más diversos géneros literarios.

Por ejemplo, BP Digital de la Dibam, nació este año como un servicio gratuito de préstamo de libros, donde las personas pueden solicitar textos digitales o audiolibros por 15 días y renovarlos por otros 7 días, accediendo así a grandes títulos como “El gato negro” de Edgar Allan Poe, “Rebelión en la granja” de George Orwell, e incluso best sellers como “Una vida sin límites” de Nick Vujicic o “Historia secreta de Chile” de Jorge Baradit.

Otra alternativa es descargar aplicaciones que actualmente permiten revisar grandes clásicos de la literatura como “Las aventuras de Don Quijote” y “Un sueño de una noche de verano”, y también reinterpretar las historias, dibujandolas a mano o pudiendo sumar fotografías. Son las ventajas de vivir en la era digital.

 

“Cambiar el chip” 

Si bien la mayoría de nosotros cree que los niños y jóvenes están leyendo menos, hay una serie de hechos que nos demuestran lo contrario. Por ejemplo, los fenómenos literarios como “Harry Potter” y “Crepúsculo” (todos, libros con cientos de páginas) confirman que, cuando a las personas les gusta algo, son capaces de volcarse por completo a ello.

Otro antecedente es lo que ocurre en las ferias literarias que, en el caso de la que se organiza todo los años en Santiago (Filsa), reúne a cientos de miles de visitantes -muchos de ellos, niños de 11 a 16 años-, quienes están dispuestos a hacer largas filas con tal de que su autor favorito firme alguno de sus libros.

Finalmente, si algunas estadísticas hablan de una disminución en la capacidad lectora de nuestros niños y jóvenes, es en parte porque no están considerando los nuevos formatos ni el actual acceso a textos que vivimos gracias a la conectividad. Así que: ¡A cambiar el chip!

 

 

 

 

¿Te gustó esta noticia?

Deja un comentario

Últimos Artículos

Hábitos de sueño saludable permiten un mejor desarrollo

Ver más →

Una buena alimentación es clave para el rendimiento escolar

Ver más →

Buenas palabras: Los pilares para una autoestima positiva

Ver más →

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Siguenos @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.