Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Sep 2020 - Edición 244

Tecnologías ¿De enemigas a aliadas?

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

7 proyectos en colegios técnicos que vale la pena conocer

0

Destacamos proyectos innovadores que 7 establecimientos técnicos profesionales están desarrollando de manera exitosa.  Entre éstos se encuentran modelos de vinculación con el sector productivo e iniciativas que buscan potenciar el desarrollo de habilidades blandas. 

Por Angélica Cabezas Torres

Colegio Padre  Pedro Arrupe / Quilicura 

Desarrollo de habilidades blandas en contacto con la naturaleza 

Entre araucarias milenarias, lagos y una imponente vista al volcán Llaima, alumnos de segundo medio del Colegio Padre Pedro Arrupe de Quilicura, ponen a prueba su personalidad y su capacidad para trabajar en equipo.

Se trata del “Proyecto Conguillío”, una iniciativa que se enmarca en un plan que ha impulsado el Colegio Padre Pedro Arrupe con el fin de fortalecer el desarrollo de habilidades genéricas entre sus alumnos. El proyecto consiste en una visita por 12 días a la Región de la Araucanía, donde los jóvenes, junto a sus profesores y al rector, recorren los distintos lugares y se empapan de su cultura, y por supuesto también recorren el Parque Nacional Conguillío.  

El viaje lo organizan entre todos, así que desde el primer minuto, los jóvenes necesitan desplegar al máximo sus habilidades. Luego, ya en la Novena Región, al estar en contacto con la naturaleza y deleitándose con paisajes de una belleza indescriptible, toman conciencia de la importancia del cuidado y respeto por su entorno. Para muchos de ellos, esta es una experiencia única que los marcará toda la vida. 

“La finalidad es estimular en los estudiantes ciertos aprendizajes que se producen con la experiencia. Acompañados de sus profesores, se generan vínculos de confianza y desarrollan habilidades genéricas. Asimismo, conocen su país y comparten con culturas diversas. Esta experiencia despierta emociones y aprendizajes profundos”, asegura Manuel Arredondo, rector del colegio. 

Para que un alumno sea parte de este interesante y entretenido viaje, debe cumplir ciertas metas, las que también apuntan al desarrollo de habilidades blandas. Se le exige una asistencia mínima al establecimiento (90%), puntualidad en el horario de entrada, resolver sus conflictos por medio del acuerdo y la conversación y mantener un vínculo de respeto con los miembros de la comunidad escolar. 

Los aprendizajes que logran los estudiantes mediante esta iniciativa —que ya ha impactado a dos generaciones de estudiantes— son mejorar su capacidad de coordinarse con sus pares, liderar su comportamiento y su conducta y valorar su esfuerzo permanente que se expresa a través de la gratitud vivida y expresada”, revela Manuel. 

 

Liceo Cardenal Caro / Buin 

Articulación efectiva con la educación superior 

Continuar estudios en la misma área y que sus conocimientos sean reconocidos, es el ideal para un alumno egresado de un liceo técnico profesional; eso es justamente la opción que el Liceo Cardenal Caro de Buin, en alianza con Duoc UC San Bernardo, está brindando a sus egresados desde el año 2015.

La articulación contempla las especialidades de Electricidad y Mecánica Automotriz. Los alumnos del liceo rinden exámenes de conocimientos relevantes de las asignaturas de primer año de las carreras homólogas de Duoc UC, y si aprueban, se convalidan los ramos y entran directamente a cursar el tercer semestre. Si no aprueban la totalidad de los ramos, se les consideran las pruebas superadas (4 o más) y optan a un ingreso especial. 

El año 2015, 19 estudiantes de Mecánica Automotriz y uno de Electricidad se matricularon en Duoc UC San Bernardo por medio de este acuerdo de articulación. 

Marco Godoy, coordinador de Carreras TP del colegio, revela que esta iniciativa se gestó por interés de la casa de estudios debido a “la cantidad de matriculados y buenos resultados de nuestros egresados en las carreras que están articulando, además de la relación existente de nuestros profesores con Duoc UC, que trabajan en ambas instituciones”.

El trabajo previo a la articulación involucró el estudio de los planes y programas del Liceo para determinar la brecha existente entre el establecimiento y Duoc UC con respecto a los contenidos y equipamiento. La firma del convenio de articulación se realizó el año 2015 y comenzó con talleres en Duoc UC para los estudiantes del colegio, sobre los contenidos y el uso de equipamiento, y en noviembre rindieron los exámenes de conocimiento relevante. 

Sobre los planes para continuar fortaleciendo este convenio de articulación, Marco cuenta que actualmente están en el proceso de “adquisición de equipamiento de punta, igual al que tiene Duoc UC en la carrera de Mecánica Automotriz, realizando talleres que apunten a disminuir la brecha para que nuestros estudiantes estén lo mejor preparados posible para rendir los exámenes este año”. 


Colegio Técnico Industrial Don Bosco / Antofagasta
 

Las ventajas de un estrecho vínculo con el mundo empresarial 

La relación con el mundo laboral es clave en el éxito de un establecimiento técnico profesional, el Colegio Don Bosco es una prueba de ello. De hecho, nace desde la propia industria.

A inicios del año 2000, la Asociación de Industriales de Antofagasta (AIA), en alianza con el Arzobispado de Antofagasta, crea la Fundación Educacional Región de la Minería con el objeto de abrir un colegio técnico. Luego, se suma la Congregación de Padres Salesianos, quienes asumen la administración. Es así como el establecimiento inicia sus clases en marzo de 2002 con una matrícula de 360 alumnos, la que hoy alcanza los 1.130 desde séptimo básico a cuarto medio.

Con esta clara apuesta por el futuro de sus egresados, en 2003 se crea el Programa Empresa-Colegio para apoyar la formación de los estudiantes y conectarlos con el mundo laboral. De esa forma, las empresas que integran la AIA abren sus puertas a los alumnos y contribuyen de manera práctica y efectiva en su formación.

“Las empresas aportan hacia la búsqueda laboral que nuestros jóvenes necesitan hoy; es decir, traspasar la sala de clases y desarrollar las experticias educativas en las empresas tal como lo hace actualmente el DUAL. Esta experiencia significativa los alumnos de tercero y cuarto medio la tienen en las empresas semana a semana”, cuenta Gary Muñoz, rector del colegio. 

“El acercamiento de los jóvenes a las empresas, sus talleres y con los mismos trabajadores, les permite conocer de primera fuente cómo es el trabajo que se realiza, la seguridad y la vida que cada trabajador lleva en las faenas.  Lo anterior se ve reflejado en los más de 2.000 jóvenes que se han titulado y formado en nuestro colegio, siendo un real aporte a nuestra sociedad”, asegura Marko Razmilic, presidente de la AIA.

Este año, 59 compañías, entre mineras y proveedoras de éstas, están voluntariamente adscritas a este programa. El convenio contempla clases en las empresas con el objetivo de orientar a los alumnos de segundo medio en la elección de su especialidad, y de adentrar en la industria a los estudiantes de tercero y cuarto medio; charlas técnicas y motivacionales a cargo de profesionales; y prácticas profesionales. 

 

Escuela Agrícola San Vicente De Paúl / Coltauco 

Competencias en agronegocios a nivel universitario 

La Escuela Agrícola San Vicente de Paúl, con el apoyo del Departamento de Gestión Agraria de la Universidad de Santiago de Chile (Usach), ha iniciado la tercera versión de un proyecto que busca reforzar los conocimientos de sus alumnos en el área de agronegocios.

La “Tutoría en temas de Agronegocios” busca entregar a los estudiantes de cuarto medio, conocimientos especializados en este ámbito y capacitarlos en la aplicación de algunos instrumentos económicos a problemas específicos del sector y de la empresa agrícola.

“Los alumnos adquieren competencias en el desarrollo de proyectos agropecuarios, fortaleciendo sus capacidades de análisis de casos, accediendo a fuentes de conocimientos de nivel superior y creando capacidades de comunicación y desarrollo personal, que les permitirán defender un proyecto de inversión ante comisiones universitarias al final del proyecto”, revela Samuel Hudson, director de la EASV.

El proyecto contempla 14 sesiones de 6 horas de trabajo cada una, con la metodología de curso-taller. Los estudiantes de Ingeniería en Agronegocios de la Usach, junto a su profesor José Llanos, magíster en Ciencias Agrarias, asisten al colegio y trabajan directamente con los alumnos, quienes están a cargo del docente e ingeniero agrónomo Patricio Pérez. El académico de la Universidad dicta una clase y luego desarrollan un taller práctico. Los alumnos se dividen en grupos y un estudiante de la Usach los guía, luego se hacen presentaciones y se evalúa el taller. 

El impacto de este proyecto va más allá de los conocimientos técnicos que los alumnos puedan adquirir: esta experiencia también les abre una puerta a un mundo que desconocían. “Los alumnos, al término del programa, han mejorado sus conocimientos, han interactuado con alumnos universitarios, acrecientan sus capacidades de comunicación interpersonal, visitan la Usach en tiempos de pleno funcionamiento, conocen el Planetario y asisten a conciertos de la Orquesta Clásica de esa casa de estudios.  Experiencias que, de otra forma, no tendrían”, asegura Samuel. 

 

Escuela de la Industria Gráfica / San Miguel 

Las ventajas de contar con un Consejo Asesor Empresarial 

Este establecimiento técnico profesional se destaca por impartir una formación dual, contar con tecnología de última generación en sus talleres y contar con más de 100 compañías colaboradoras. La clave es la relación con las empresas y el compromiso de éstas con la educación de los estudiantes. 

“Una escuela técnica profesional desvinculada de la realidad de la industria, que no entiende sus necesidades y sus proyecciones futuras está condenada al fracaso”, asegura Manuel Betancourtt, gerente de la Corporación Educacional de las Artes Gráficas y Afines y rector de la Escuela de la Industria Gráfica. 

Actualmente, la escuela cuenta con una red de más de 110 empresas con quienes trabajan cada semana y quienes entienden que la formación de los jóvenes es una responsabilidad compartida y han abierto sus puertas al proyecto educativo del establecimiento. 

Este trabajo es impulsado por el Consejo Asesor Empresarial, compuesto por representantes de la industria, quienes desafían contantemente al colegio y su formación, con el objeto de entregar una educación acorde a lo que el mercado laboral demanda.  

“Nuestro Directorio está constituido por cuatro directores nombrados directamente por el gremio gráfico Asimpres y tres por las empresas socias del plan Vulcano. Por tanto, cada director forma parte de la industria gráfica y la representa. Es así que nuestro directorio es a la vez el Consejo Empresarial”, revela Manuel.  

El Consejo se reúne cada mes y está muy preocupado de la formación humana y técnica de los alumnos. “Al contar con un Consejo Asesor Empresarial, la Escuela debe extremar los mecanismos pedagógicos y formativos de que dispone para así establecer formas de participación en la discusión de temas relevantes que se plantean en la formación de los futuros gráficos. Siempre estamos evaluando nuestro plan de formación dual y nuestros planes y programas de estudio”, asegura el rector.  

Esta relación con el mundo empresarial la han logrado acercándose a las compañías de manera constante, no solo cuando se necesita de su apoyo, aclara Manuel. Dice que “el diálogo fluido, la buena disposición para escuchar necesidades,  y posibilidades de mejora es la clave de este compromiso. No es una relación que nace de la utilidad, sino más bien de una convicción profunda de contribuir a la educación de niños y jóvenes”. 

 

Colegio Técnico Las Nieves y Complejo Industrial Las Nieves  / Puente Alto 

Desarrollando competencias del siglo XXI 

A través del proyecto “Innovación Modular Educativa Tecnológica (#IMET)”, estos colegios, junto a Fundación
Telefónica, buscan que sus alumnos desarrollen materias clave como robótica, trabajo en equipo, programación, metodologías de proyecto, prototipado y técnicas de diseño.

A través del proyecto “Innovación Modular Educativa Tecnológica (#IMET)”, estos colegios, junto a Fundación Telefónica, buscan que sus alumnos desarrollen materias clave como robótica, trabajo en equipo, programación, metodologías de proyecto, prototipado y técnicas de diseño.

El Colegio Técnico Las Nieves y el Colegio Industrial Las Nieves, ambos de la Fundación Educacional Protectora de la Infancia, en mayo de este año dieron el puntapié inicial al proyecto “Innovación Modular Educativa Tecnológica (#IMET)”, enfocado en alumnos de primero a cuarto medio. Busca que los jóvenes adquieran herramientas tecnológicas y pedagógicas que les permitan desarrollar habilidades STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemática) y competencias del siglo XXI.

Este trabajo se lleva a cabo mediante talleres a cargo de especialistas de Fundación Telefónica. Esta iniciativa les permite a más del 70% de los alumnos de los colegios de la Protectora de la Infancia “relacionarse con material didáctico, softwares libres, componentes electrónicos que apuntan a la programación, creación de apps y creación de prototipos robóticos en cada una de las especialidades y en la formación general”, comenta Beatriz Cortés, coordinadora Técnico Profesional de la Fundación Educacional Protectora de la Infancia.

El foco está en “entregar a los estudiantes herramientas tecnológicas en el campo de las comunicaciones que les permitan interactuar con diferentes dispositivos en variados ámbitos de la economía, permitiendo al estudiante desarrollar la creatividad y la innovación independiente de la especialidad técnica que cursa”, complementa Beatriz.

El proyecto contempla 60 horas de formación anual para los estudiantes de primero y segundo medios y 120 para los alumnos de tercero y cuarto medios. Mientras que 40 profesores del área técnico-profesional accederán a 80 horas de formación en el campo de la programación y robótica; con prácticas innovadoras, actualización de contenidos y uso de recursos didácticos. 

El acompañamiento con Fundación Telefónica es por 3 años, revela Beatriz, “después, el proyecto continúa, ya que se busca instalar capacidades en cada uno de los colegios y profesores”, asegura. 

 

Colegio Don Enrique Alvear  / Cerro Navia 

Una segunda oportunidad con la lectura en la adolescencia 

Una nueva opción para encantarse con el mundo de los libros y transformarse en lectores habituales, tienen los alumnos del Colegio Don Enrique Alvear de Cerro Navia, a través de un plan de fomento lector que están aplicando con el apoyo de la Fundación Educacional Barnechea y la Fundación Arturo Irarrázaval Correa.

Es un desafío, ya que los alumnos de este colegio son de enseñanza media y cautivarlos con la literatura en la adolescencia no es una tarea fácil.  El trabajo comenzó a fines del primer semestre de 2015, con alumnos de primero medio, y los resultados son prometedores. 

Para comenzar, María de los Ángeles Covacevich, profesora de Lenguaje encargada del proyecto, sostuvo entrevistas con los profesores y el equipo directivo del colegio. “Nos pareció un perfil de docentes totalmente comprometido con el proyecto, les encantó, estaban muy entusiasmados, sentían que tenían una necesidad enorme de integrar un proyecto de este tipo”, cuenta. El siguiente paso fue capacitarlos y realizar una evaluación inicial de dominio lector a los alumnos.. Con estos resultados en mano se elaboró un plan individualizado de trabajo.

Los alumnos mostraron estar muy por debajo del nivel en que deberían estar de acuerdo a su edad; por lo tanto, se inició un plan de alfabetización que les permitiera adquirir vocabulario y sistematizar la lectura. Esto se desarrolló “a través de lecturas en voz alta aplicadas por profesores de distintas asignaturas”, indica María de los Ángeles.  Hoy, más del 80% de los alumnos ha aumentado entre un 10% y un 40% la cantidad de palabras leídas por minuto. Además, han mejorado en fluidez, han incrementado su vocabulario, su entonación y dicción al momento de leer en voz alta. 

Este año se han integrado los libros a la sala de clases con una biblioteca, con textos con temáticas atractivas para los jóvenes. Asimismo, están trabajando la comprensión lectora con guías de diferentes niveles de dificultad, según el dominio lector del alumno. 

“Hoy, los alumnos de segundo medio del Colegio Don Enrique Alvear están familiarizados con la literatura, con distintos autores y géneros, lo que les ha permitido ir formando una identidad literaria al reconocer sus gustos y preferencias”, revela. 

“La importancia que le ha dado el colegio al proyecto ha sido fundamental para su buen desarrollo ya que los alumnos le han otorgado un valor agregado a cada etapa de este. Un ejemplo de esto fue la solemnidad que les dieron a las entregas de las bibliotecas en aula, en un acto cívico liderado por el director del colegio, el director académico y el encargado de la biblioteca, entregando las llaves de los muebles a cada curso”, concluye. 

 “Los alumnos podrán acceder a una página en donde ellos puedan convertir su lectura en una actividad social, compartiendo sus propias experiencias con los pares y seguir utilizándola en un futuro como un recurso propio”, concluye María de los Ángeles.

Deja un comentario

Últimos Artículos

Películas y documentales para viajar por Chile

Ver más →

Panoramas para un dieciocho diferente

Ver más →

Finaliza taller de contabilidad para profesores

Ver más →

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.