Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Oct 2021 - Edición 256

Gestionar una sana convivencia escolar, más que necesario

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

7 Consejos de gestión del tiempo para estudiantes online

Aunque la educación online presenta beneficios, uno de sus desafíos es lograr el equilibrio entre el estudio, la familia, la vida social y el ocio. Aquí les entregamos una lista de consejos para administrar bien el tiempo y no fracasar en el intento.

Por: Ximena Greene
7 Consejos de gestión del tiempo para estudiantes online

Administrar el tiempo de manera eficaz mientras se estudia online no es tan fácil como parece. Sin embargo, es la mejor alternativa para lograr sacar una carrera adelante mientras la educación se mantenga a distancia. No sólo porque ayuda a reducir el estrés que causa ir dejando las cosas a medio terminar, sino que porque usar el tiempo de manera eficiente y completar las tareas y trabajos pendientes deja espacio para realizar otras actividades que también son importantes, como compartir con amigos, jugar videojuegos, hacer deporte o pasar tiempo con la familia.

  1. Planifica con anticipación:

Uno de los mayores beneficios de la educación a distancia es la flexibilidad, pero sin rigurosidad las distracciones diarias de la casa, más las redes sociales puede terminar por hacer que los estudios fracasen.

Compra un calendario o una agenda que puedas usar para planificar el horario de tus clases y las fechas de entrega de tareas y trabajos diarios y semanales. Acuérdate de incluir tiempo para desconectarte y hacer cosas que te gusten.

  1. Evita hacer muchas cosas al mismo tiempo:

Tratar de hacer todo al mismo tiempo puede disminuir tu productividad. Concéntrate en una tarea a la vez, ya sea estudiar para una prueba, leer un libro, mandar un correo electrónico a un profesor o hacer trabajos en grupos en línea. Organiza tus tareas en orden de importancia y enfócate en las tres o cuatro que necesitas sacar adelante.

  1. Encuentra un espacio de la casa con pocas distracciones:

Aunque suene difícil, trata de encontrar un espacio de calma dentro de tu casa. Ojalá un lugar donde haya silencio o la menor cantidad de distractores posibles. Una alternativa al ruido pueden ser unos buenos audífonos o un poco de música tranquila. Aprovecha los espacios de tiempo cuando la familia está realizando otras actividades y trata de avanzar en lo que puedas en esos momentos de paz.

  1. Reduce las vistas a las redes sociales al mínimo:

Evita visitar constantemente las redes sociales mientras estudias o estás en clases. Si tienes dificultades para mantenerte concentrado, prueba el Método Pomodoro, una popular técnica de administración del tiempo que alterna sesiones de trabajo de 25 minutos con breves descansos de 3 a 5 minutos para promover la concentración sostenida y evitar la fatiga mental. Después de cuatro bloques completados te puedes tomar un descanso más largo y revisar qué hay de nuevo en tus redes.

Si todavía tiene problemas con la procrastinación, descarga un bloqueador de sitios web para así minimizar la navegación en línea y terminar con tus tareas diarias.

  1. Date un gusto:

Después de que hayas terminado con un trabajo importante o hayas dado una prueba para la que estudiaste mucho, date un gustito. Puedes recompensarte celebrando tus logros y regalándote algo que realmente disfrutes, como ver un capítulo de tu serie favorita o comer algo rico. Si has estado trabajando en una tarea durante varios meses seguidos, tómate una semana libre cuando hayas terminado y así volverás con más energía.

  1. Busca el equilibrio:

Además de tus estudios, tu familia juega un rol importante en tu vida y ayudar en la casa es parte de ello. Busca un equilibrio y trata de ordenar tu tiempo de manera que puedas concentrarse en tus estudios, el trabajo (si es que tienes uno), tu vida social y tu familia, sin dejar ninguno de estos aspectos de lado. Deja un horario establecido para ayudar en las tareas del hogar o simplemente para disfrutar de una buena conversación con tu familia o tus amigos.

  1. Descansa:

El sueño es fundamental para descansar el cuerpo y mantener la mente fresca para el día siguiente. Trata de descansar de siete a ocho horas cada día y en la noche. Pasar de largo estudiando es menos productivo que estudiar constantemente. Incluye horas de sueño nocturno tu horario y verás que será más fácil sacar las cosas adelante.

 

Deja un comentario

Últimos Artículos

Autocuidado docente, un ejercicio para terminar bien el año

Ver más →

Un homenaje a los profesores: “Nos hechiza con su tiza”

Ver más →

5 hábitos para promover el bienestar emocional de los estudiantes en el aula

Ver más →

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.