Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Abr 2021 - Edición 250

Innovar, ¿Por qué no?

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Ni presencial ni virtual, sino ambos

Metodología

Por: Ximena Greene

La pandemia provocó que se pusieran a prueba muchas teorías y modelos educativos. Y reposicionó un concepto que ya circulaba en los expertos hace una década: el “Flexischooling”.

La flexibilización educativa o lo mejor de dos mundos (entre la escolarización y el homeschool), se llama el documento escrito por la doctora en Educación Madalen Goiria de la Universidad del País Vasco, en España. Y si bien el artículo tiene casi 10 años, muchos de sus argumentos cobran sentido hoy en pandemia. 

De acuerdo a Goiria, el término Flexischooling se utiliza para denominar un acuerdo de colaboración de escolarización a tiempo parcial en el cual tanto la escuela como la familia comparten la responsabilidad educativa. La idea es que los padres pueden escoger, en conjunto con la dirección de la escuela, qué materias o asignaturas se impartirán desde la casa y cuáles en el colegio. Esto permite que las familias puedan acceder a los centros educativos o colegios cuando necesiten apoyo, tanto en cuanto a la infraestructura como en aspectos sociales y educativos.

“El Flexischooling aporta características que pueden ser de interés frente a necesidades específicas de algunas familias. Se adapta bien a aquellas que, de un lado, quieren disfrutar de una implicación mayor en la educación de sus hijos y por ello rechazan la idea de que pasen la mayor parte de su tiempo en el colegio, pero que por otro lado no se sienten cómodos con la idea de asumir esta responsabilidad en solitario”, escribe la doctora en Educación.

Equilibrio vs. Estabilidad

Según un artículo publicado en el diario inglés The Telegraph, la educación flexible permite que los alumnos adopten una actitud activa sobre su aprendizaje, y esto tiene que ver en gran medida por su enfoque holístico, centrado en el niño en su totalidad. “No hay generalizaciones ni pruebas estandarizadas. El aprendizaje es altamente individualizado, y por esto las jornadas escolares tienden a ser más cortas, lo que permite un mayor el equilibrio entre la vida académica y el tiempo libre”, señala el artículo.

Sin embargo, como todo sistema el Flexischooling también tiene sus desventajas. De acuerdo al texto de Madalen Goiria, uno de los principales inconvenientes que tiene este modelo es que algunos los niños no se adaptan bien al constante ir y venir del aprendizaje en la escuela y el que se entrega en la casa, lo que termina causando que no se acostumbren a ningún escenario porque no tienen la suficiente estabilidad.

Y aunque la educación flexible no sea para todos, no podemos dejar de pensar en lo “anormal” que han sido los últimos meses y en cómo todos como padres nos preguntamos más de alguna vez si quizás la modalidad mixta o híbrida sería la mejor alternativa para nuestros hijos. Es que verdad que presenta sus propios desafíos, que se requiere de una cuidadosa colaboración entre padres y maestros para garantizar que se cubran todos los contenidos del plan de estudios, pero quizás eso puede funcionar bien para algunas familias que no saben cómo volver a la “normalidad”. 

Principales ventajas:

- Más tiempo para otros intereses: 

Según la autora, el modelo de flexibilización le otorga a los niños y adolescentes más tiempo disponible, el cual puede estar destinado a la adquisición de otras competencias y habilidades, más allá del curriculum escolar.

- Se fortalecen los vínculos: 

Es un sistema ideal para las familias que cuentan con cierto tiempo a disposición y que desean involucrarse más en la educación de sus hijos, fortaleciendo aún más el vínculo escuela-familia al aumentar el compromiso de esta última con el proceso educativo.

- Disminuye las tasas de deserción escolar:

Para Goiria, el Flexischooling es una alternativa más frente a la desmotivación que presentan los alumnos, sobre todo en los últimos años escolares, la que a veces los empuja a abandonar el sistema educacional. Para ella, la predictibilidad, propia de la rigidez del sistema educacional tradicional, se puede revertir cuando los alumnos se involucran más en su propio proceso de aprendizaje.

 

Fuentes: 

https://www.telegraph.co.uk/education-and-careers/2021/02/17/post-covid-flexi-schooling-could-give-children-rounded-education/

 

Nivel

1ero a 4to Medio

¿Eres docente?

Comparte tu material de apoyo a la comunidad

Compartir →

¿Fue útil? Califica este material

¡Gracias, hemos recibido tu calificación!

Materiales Relacionados

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.