Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Jun 2020 - Edición 241

Sin apoyo socioemocional no hay aprendizaje real

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Mirar en perspectiva y ser realistas. Ansiedad y coronavirus

Educar en Familia

Por: Luz Edwards

El neurólogo y neurocientífico Facundo Manes, experto en salud cerebral, entrega varias ideas que pueden ayudar a padres y profesores a lidiar con la inevitable ansiedad de estos días de encierro, y a cómo tratar con los niños y adolescentes, que son su responsabilidad.

¿Cuáles son las recomendaciones para ser resilientes y afrontar el aislamiento preservando lo mejor posible nuestro bienestar mental en esta circunstancia excepcional?

1.      Debemos focalizarnos en estimular lo mejor de la condición humana. La cooperación, el altruismo, la inteligencia colectiva, el conocimiento, el sentido de propósito, de pertenecer a algo más importante que nosotros mismos y también la empatía.

2.      Mantener una rutina diaria, que no sea un agobio, pero es importante. En esa rutina tenemos que balancear el trabajo, las tareas del hogar y el entretenimiento. Tenemos que encontrar tiempo para relajarnos y hacer cosas que disfrutamos.

3.      Es muy importante buscar información precisa de fuentes confiables. Tenemos que evitar la sobreinformación. Por supuesto, tenemos que actualizarnos de lugares serios, confiables, de los ministerios oficiales de Salud, pero luego desconectarnos de recibir todo el día información sobre el coronavirus, la sobreinformación puede aumentar la sensación de riesgo y, por ende, el miedo y la ansiedad.

4.      Por otra parte, tener mucha información agota nuestros recursos cognitivos, los recursos cognitivos son limitados y como resultado, podemos estar cansados, más ansiosos, más angustiados. Además, esta ansiedad que se genera nos lleva a tomar medidas de seguridad que transitoriamente nos alivian, eso se denomina ilusión del control; pues hacen que la ansiedad baje y luego reaparezca con mayor intensidad.

5.      Otra recomendación es practicar técnicas de relajación, meditación, por lo menos diez minutos al día. Tenemos que evitar anticiparnos negativamente sobre el futuro o lamentarnos por cosas que no podemos hacer. La respiración es importante, cuando nos sentimos ansiosos o estresados, la primera cosa que nos afecta es la respiración. Empieza a ser tensa, corta y a su vez nos sentimos más estresados. Por eso, lo primero que debemos hacer cuando nos sentimos con estrés es tomar control de nuestra respiración. Inspirar profundamente, mantener la respiración y luego exhalar profundamente. Hacer esto repetidamente puede ayudar a calmarnos. Todo esto ayuda a disminuir el estrés y mejora el estado de ánimo.

6.      Debemos proponernos mantener los vínculos y así sobrellevar el aislamiento social. Hablar con la gente en la que confiamos nos hace muy bien. Tenemos que llamar a las personas que queremos, contarles nuestras preocupaciones, cómo nos sentimos. Tenemos que mantener el contacto con nuestros afectos. La restricción es física, pero no social. Tenemos que estar socialmente en contacto con nuestra red.

7.      Tenemos que ser amables con nosotros mismos. En momento de dificultad, lo peor que podemos hacer es criticarnos. Tenemos que, en cierta manera, practicar la autocompasión. Cuando todo anda mal, es muy importante concentrarse en lo que… Algo debe andar bien en nuestra vida. Y si no tenemos la energía habitual, eso está bien.

8.      Hay que descansar mucho estos días y dormir; duerman siete, ocho horas. Esto mejora el estado de ánimo, disminuye la irritabilidad, mejora el rendimiento cognitivo. Así que traten de dormir lo más posible y descansar lo más posible; no tengan culpa sobre esto.

9.      Otra cosa que debemos hacer es aburrirnos. No está mal aburrirnos. Cuando el cerebro no hace nada, trabaja mucho. Hay una red que se llama red en reposo, que conecta áreas que no estaban conectadas y pensamientos que no están conectados. No hacer nada nos ayuda a desconectar y también impacta positivamente en el estrés.

10.   Es hora de centrarnos en el presente y las cosas que podemos controlar. Debemos evaluar la situación de manera realista, seguir recomendaciones dadas por organismos públicos, informarnos de fuentes oficiales y confiables, evitar la sobreinformación, tomar recaudos necesarios para el autocuidado y el cuidado de los demás, buscar apoyos en otras personas, pedir ayuda en el caso que sea necesario, ayuda profesional vía telefónica u online. Si tenemos, sobre todo, un trastorno de ansiedad previo a la epidemia o la pandemia del coronavirus, tenemos que sostener nuestras consultas en forma remota. Si solíamos ser temerosos de enfermedades, esto puede ser que haya disparado a pensar más que nos encontramos enfermos.

11.   Escuchar activamente a los niños y adolescentes y a las niñas, es clave escuchar los sentimientos, preocupaciones, miedos y preguntas de nuestros hijos sobre el coronavirus. Tengamos cuidado en no desestimar, subestimar, invalidar o burlarnos o incluso rechazar los sentimientos de los chicos. La validación puede ayudar al niño a sentirse más tranquilo y a mejorar la capacidad del niño o niña o adolescente para procesar sus emociones. Es muy importante que, como adultos, uno manifieste que siempre se puede conversar sobre el tema y debemos promover que nos pregunten. Además, esforzarnos por no sobreexponerlos a la información ni a todas nuestras preocupaciones.

“No tengan miedo de reconocer y expresar los sentimientos que les genera esta situación y pongan esto en perspectiva; tener una perspectiva ayuda a bajar la ansiedad y el miedo. Nada es permanente en la vida y esto incluye el coronavirus. Como todo en la vida, esto pasará y terminará nuevamente con el ser humano, ganándole a través de la salud, de la Educación, de la ciencia, a un virus. Y ustedes fueron y serán parte importante de esta batalla. Quizás los héroes y heroínas de la lucha contra el coronavirus”, recomienda el neurocientífico.

 

LA CHARLA COMPLETA EN

https://aprendemosjuntos.elpais.com/especial/recomendaciones-para-cuidar-tu-bienestar-mental-facundo-manes/

¿Eres docente?

Comparte tu material de apoyo a la comunidad

Compartir →

¿Fue útil? Califica este material

¡Gracias, hemos recibido tu calificación!

Materiales Relacionados

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.