Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

May 2020 - Edición 240

Aprender a distancia: Ahora o Nunca

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Las trampas en las dietas de moda

Educar en Familia

Por: Luz Edwards

Son atractivas porque prometen bajar kilos de forma rápida. Por eso, siempre han estado de moda y siempre deberemos recordar que es necesario mirar a largo plazo y a la salud integral.

Las malas dietas son fáciles de distinguir. Se caracterizan por ser repetitivas y monótonas a base de una única clase de alimentos o grupo de alimentos; logran disminuir la ingesta alimentaria con un menor consumos de calorías, pero ocasionan déficits o desequilibrios de los nutrientes necesarios, dando lugar a situaciones no saludables e, incluso, a patologías; y, lo más dañino, es que apuntan solamente a bajar de peso sin considerar mejorar la salud de las personas.

Aún así, siempre las personas se han visto tentadas de seguir alguna de estas dietas. Por eso, es un ámbito donde, como profesores y padres, debemos promover el pensamiento crítico y la búsqueda de información correcta.

Dietas populares mágicas

Podemos reconocerlas porque:

  • Prometen una pérdida de peso rápida. Esta baja de peso es, principalmente, por pérdida de agua y de masa muscular.
  • Limitan las opciones de alimentos y exigen rituales específicos. Por ejemplo, un día comer exclusivamente 1 manzana.
  • Utilizan testimonios de personas famosas.
  • Se promocionan como adaptables a cualquier tipo de persona, independiente del grado de obesidad o hábitos específicos.
  • A menudo recomiendan comprar suplementos de alto costo.

 

Algunos ejemplos de dietas populares mágicas

  • La dieta del grupo sanguíneo. Recomienda, por ejemplo, la dieta para el tipo “cazador” (grupo sanguíneo 0) una ingesta excesiva de proteínas que puede producir alteraciones en el ácido úrico, falla renal, desmineralización ósea y presenta riesgo cardiovascular.
  • La dieta del genotipo. Divide a las personas en 6 grupos y, al igual que la dieta anterior, describe alimentación restrictiva para cada tipo.
  • Dietas bajas en hidratos de carbono y altas en grasas saturadas. Esta dieta asume que los carbohidratos, y no las grasas, son los responsables de las enfermedades cardiovasculares. En estas mismas características se basa la dieta llamada Método de Grez que indica que el colesterol total no es un indicador de riesgo cardiovascular (RCV), siendo los carbohidratos los responsables.
    La evidencia científica y médico dice lo contrario.
  • Paleodiet o dieta del cavernícola. Es baja en sodio, tiene alto contenido proteico, alto contenido de grasas, no contiene granos, ni lácteos ni legumbres. Puede llevar a déficit nutricionales y riesgo cardiovascular, igual que las dietas anteriores.

Averiguar antes de someterse a un experimento que puede atentar contra la salud

Cualquier dieta u otro tipo de intervención que promete una baja de peso en forma fuera de lo tradicional, se populariza rápidamente. Si a esto le agregamos que la transmite una persona que efectivamente bajó de peso en medios de comunicación masivos, sin duda se popularizará aún más.

El problema radica en que todos los seres humanos somos distintos y existen variaciones en la respuesta y en los resultados que tendrá cada uno. Por lo tanto, no existe una “receta única”.

La recomendación debe ser individualizada y adecuada a las características de cada persona (edad, sexo, actividad física, enfermedades asociadas, etc.). Además, otro gran problema, es que no es responsable transmitir masivamente estos métodos poco saludables para bajar de peso, pues si bien una persona sana y joven que realice este tipo de dieta, por un período corto de tiempo, probablemente no tendrá un riesgo de salud mayor, algo muy diferente es si se utilizan en otras poblaciones, como niños, adultos mayores, diabéticos, pacientes con enfermedades al riñón, etc.

Fuente: “Orientaciones para una alimentación saludable”, de Fundación Sochicar (Sociedad Chilena de Cardiología y Cirugía Cardiovascular.

Se puede descargar el libro completo en http://www.fundacionsochicar.cl/images/stories/Folleto-Alimentaci%C3%B3n-Saludable.pdf

 

¿Eres docente?

Comparte tu material de apoyo a la comunidad

Compartir →

¿Fue útil? Califica este material

¡Gracias, hemos recibido tu calificación!

Materiales Relacionados

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.