Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Jun 2020 - Edición 241

Sin apoyo socioemocional no hay aprendizaje real

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

La Sabiduría de disfrutar quiénes somos y lo que tenemos

Educar en Familia

Por: Luz Edwards

(Adaptación del artículo “What If You Pursued Contentment Rather Than Happiness?” publicado en el sitio web Greater Good Magazine)

El concepto en inglés “contentment” se plantea como un estado diferente de la felicidad. Un estado calmo y agradecido donde el foco está en pensar que el bienestar está en cada uno y que no depende de algo externo. En castellano podríamos llamarlo aceptación o plenitud.

La raíz de la palabra proviene del latín contentus, que significa "unidos" o "intactos, enteros". Originalmente, contentus se usaba para describir contenedores, literalmente cosas como tazas, cubos y barriles. Más tarde, la palabra se convirtió en algo que podría reflejarse en una persona, que describe a alguien que se siente completo, sin deseos más allá de sí mismo. Contentus hace la pregunta ¿Qué tan completo te sientes por dentro? ¿Qué tan completo eres como ser humano?

La satisfacción, por otro lado, no requiere entrada externa y se obtiene completamente desde adentro. En lugar de buscar fuentes externas de felicidad, que siempre estarán fuera de nuestro control, la satisfacción ofrece un poder y una estabilidad increíbles.

De hecho, podemos sentirnos satisfechos -es decir sin un vacío- incluso cuando nuestro entorno externo es completamente loco. Pensemos en la calma inquebrantable de un piloto de Fórmula 1 que toma una esquina a 180 millas por hora, o la sensación de plenitud cuando la familia está alrededor de la mesa juntos, incluso si los niños están peleando nuevamente.

El sentirnos plenos proviene de nuestra relación con lo que sucede a nuestro alrededor, en lugar de nuestra reacción a ella. Es la comprensión pacífica de que somos completos tal como somos, a pesar de la ira, la tristeza, la alegría, la frustración y la emoción que pueden entrar y salir de vez en cuando.

¿Cómo cultivar el contentamiento?

  1. Apreciar el momento presente.

Cultivar la atención enfocada al momento presente, sin juzgar sus experiencias como buenas o malas. Es una de las prácticas mejor estudiadas para calmar el cuerpo y resistir el ciclón maníaco de la mente. Hay literalmente miles de sitios web, videos y aplicaciones donde puedes aprender a practicar mindfulness.

Lo esencial es buscar un momento al día donde despejamos nuestra mente de teléfonos y noticias, y abracemos lo que esté sucediendo ante nuestros ojos.

  1. Identifica tus contingencias de bienestar.

Una contingencia de bienestar es un factor externo que consideramos necesario para sentirse completo como ser humano. Son metas u objetivos.

Tener metas es algo, sin dudas, positivo. Sin embargo, nos conviene estar atentos a los apegos poco saludables a las contingencias de bienestar pues pueden ser problemáticos, ya que crean dependencias que están fuera de nuestro control. También refuerzan la idea de que no puedes estar bien en este momento (pues no has logrado tener X o llegar a X) y que el amor propio y la aceptación deben esperar hasta más tarde.

La satisfacción es la aceptación subyacente de lo que significa ser humano, un amor incondicional por todas las experiencias de la vida, sin la necesidad de nada más que lo que está aquí ahora. Una vez que aprendemos cómo traer esto a nuestras vidas de manera regular, finalmente podemos comenzar a entender lo que los antiguos querían decir con el “conocimiento suficiente”, la aceptación del momento presente y la verdadera felicidad.

¿Eres docente?

Comparte tu material de apoyo a la comunidad

Compartir →

¿Fue útil? Califica este material

¡Gracias, hemos recibido tu calificación!

Materiales Relacionados

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.