Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Jun 2020 - Edición 241

Sin apoyo socioemocional no hay aprendizaje real

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

La Metacognición: poderosa herramienta

Educar en Familia

Por: Luz Edwards

(Adaptación del texto “Metacognición: Cómo puede ayudar a los niños reflexionar sobre los pensamientos” publicado por Child Mind Institute)

Metacognición es una palabra importante para algo que la mayoría de nosotros hacemos todos los días sin siquiera darnos cuenta: reflexionar sobre nuestros propios pensamientos. Es la manera en que obtenemos una visión de nuestros sentimientos, necesidades y comportamientos, y cómo aprendemos, administramos y nos adaptamos a nuevas experiencias, desafíos y contratiempos emocionales.

Es la conversación que tenemos en la cabeza, amonestándonos mentalmente y haciendo planes. Resulta que capacitar a los niños para que lo usen de manera proactiva para superar obstáculos puede ser una herramienta poderosa.

Cada vez más estudios sugieren que los niños a los que se les enseña a usar estrategias metacognitivas desde el principio son más resistentes y exitosos, tanto dentro como fuera de la escuela.

“Veo la metacognición como una meta”, dice Marc Gladstone, un especialista en aprendizaje. “Tomar el hábito de usar estrategias metacognitivas desde el principio ayuda a los niños a convertirse en aprendices más independientes y refuerza las habilidades de autodefensa”.

¿Qué es la metacognición y cómo funciona?

“El pensamiento metacognitivo nos enseña sobre nosotros mismos”, dice Tamara Rosier, una entrenadora de aprendizaje que se especializa en técnicas metacognitivas. “Reflexionar sobre nuestros pensamientos crea perspectiva; perspectiva que deja espacio para el cambio”.

Ella da un ejemplo: “En lugar de decir, ‘Los exámenes de matemáticas me ponen ansioso’, nos preguntamos ‘¿Qué pasa con los exámenes de matemáticas que me hacen sentir ansioso, y qué puedo hacer para cambiar eso?'”.

Los niños a quienes se les enseña a pensar que son “buenos” o “malos” en una tarea en particular pueden tener una mentalidad fija que los haga pasivos al enfrentar un desafío: o pueden hacerlo o no pueden. Es muy probable que piensen que no pueden cambiar ese resultado.

Enseñar a los niños a ser más metacognitivos les ayuda a pasar de una mentalidad que deja poco espacio para el cambio, a una mentalidad que promueve la autoconciencia y la capacidad de recuperación.

La manera depende de la edad y desarrollo cognitivo de la persona, pero podemos dar algunas ideas para identificar de qué se trata.

Algo fundamental para poder guiar a los niños hacia esta forma de pensar en que padres y profesores también seamos capaces de reflexionar acerca de nuestros pensamientos y abordemos las relaciones con los niños y adolescentes desde esa lupa.

Ejemplos de metacognición:

  • Darnos cuenta de que tenemos más facilidades para aprender ciertas cosas que otras.
  • Ser conscientes de que ciertas situaciones nos entusiasman y otras nos paralizan.
  • Se capaz de planificar varias estrategias para abordar algo nuevo o que nos parece difícil. Ensayo y error de estrategias.
  • Darnos cuenta de cuándo necesitamos pedir ayuda a otra persona.

 

 

¿Eres docente?

Comparte tu material de apoyo a la comunidad

Compartir →

¿Fue útil? Califica este material

¡Gracias, hemos recibido tu calificación!

Materiales Relacionados

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.