Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Dic 2020 - Edición 247

¿Qué hemos aprendido?

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

El amor a la patria

Educar en Familia

Por: María Ester Roblero

Hay fechas en que recordamos a los héroes de nuestra historia y nos preguntamos qué sentimientos profundos los llevaron a dar su vida por el país. Y es que ser patriota es mucho más que agitar la bandera cuando nuestra selección gana un partido de fútbol y se relaciona con conceptos importantes de educar hoy: la igualdad, el respeto, la compasión.

Hay personas que aseguran que el concepto de Patria está desapareciendo con la globalización. Su argumento parece nuevo, pero es tan viejo como Séneca quien decía: “No he nacido para sólo un rincón, mi patria es todo el mundo”. Otros piensan que las personas patriotas tienden a ser fanáticas y poco pacíficas, un argumento que también han repetido a lo largo de la historia muchos intelectuales, entre ellos el escritor francés Guy de Maupassant, quien dijo: “El patriotismo es el huevo de donde nacen las guerras”.

Los adolescentes son quienes más recogen esos argumentos. Y aunque no dudan en pintarse la cara con la bandera chilena para un partido de la selección, al momento de explicar qué entienden por “patriotismo”, es fácil darse cuenta que asocian la palabra con un sentimiento más que con un valor que se expresa en actos concretos y sostenidos a lo largo de la vida.

¿Por qué a los papás y educadores nos debería importar enseñar a los niños y adolescentes un “auténtico” patriotismo? En primer lugar, porque nos conviene: el amor a la patria se desprende del amor a los padres y antepasados. Y en segundo lugar: porque redunda en muchas áreas de la vida, como en el deseo de servir y convertirse en ciudadanos responsables. ¿Cómo trasmitir entonces el amor a la patria? Dos simples consejos:

  1. LAS PERSONAS son EL ALMA DE LA PATRIA

Un error al hablar de patria es reducir todo a historia, como si fuera un asunto del pasado. Aunque algunas personas prefieren usar la palabra “Nación” para significar el país que estamos construyendo, a los niños es importante aclararles que el alma de una patria son sus habitantes y lo que la mueve, son las acciones concretas que cada uno hace cada día.

Hacer lo justo en cada momento, lo que corresponde a cada cual, puede parecer sin brillo, como decía un gran patriota chileno como fue San Alberto Hurtado. Pero si los niños entienden que estudiar, informarse, ayudar en su hogar, mantener la ciudad limpia, respetar a los demás en la vía pública…, son acciones propias de un “chileno” de corazón, significa que han entendido la verdadera lección de patriotismo.

  1. ENSEÑAR CON HISTORIAS Y FOTOS

Resulta muy entretenido contar a los niños y adolescentes la historia de héroes y personajes que han sabido amar a la patria. Ellos reaccionarán con entusiasmo si los adultos sabemos narrarles con detalles propios de películas de acción la vida de personas muy singulares.

Claudio Rolle, historiador y profesor del Instituto de Historia de la Universidad Católica, sugiere algunos nombres: “Andrés Bello que, si bien, no es un chileno de nacimiento, es de adopción y deja una obra muy importante. Claudio Gay, también es un personaje que representa cómo somos nosotros. El mismo Vicente Pérez Rosales es muy representativo del Chile naciente, de aventura, de empresa… Benjamín Vicuña Mackenna, representativo de un momento de la historia de Chile, de lucha por la libertad y el derecho de las personas” (www.educarchile.cl)

 

¿Eres docente?

Comparte tu material de apoyo a la comunidad

Compartir →

¿Fue útil? Califica este material

¡Gracias, hemos recibido tu calificación!

Materiales Relacionados

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.