Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Ago 2020 - Edición 243

El arte, la música... la cultura transforman vidas

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Dormir es esencial para la salud

Educar en Familia

Por: Equipo Hacer Familia

El sueño reparador sólo ocurre de noche, pues somos seres biológicos y eso no lo podemos cambiar, por mucho que la luz eléctrica nos permita seguir funcionando hasta la hora que queramos.

Con los años los niños comienzan a ganar autonomía y a escoger los momentos en que realizar sus responsabilidades. Sin embargo, profesores y padres debemos estar atentos a que esa autonomía no pase a llevar su salud y su seguridad. De eso, seguimos siendo responsables nosotros.

En el caso del sueño, ayuda conversar desde que son pequeños acerca de las razones por las que se debe dormir mayoritariamente de noche. No se trata de un capricho de los adultos, sino de una realidad de la naturaleza. Y, por lo tanto, un fenómeno que ellos serán capaces de comprender.

Aquí algunas ideas para conversar:

  1. Los seres humanos estamos programados genéticamente para dormir de noche. Ese período va, en promedio, desde las 22 horas hasta las 7 de la mañana. Dormir la misma cantidad de horas, pero comenzando después y despertando más tarde, no es igual de reparador.
  2. Si le siguiéramos el ritmo al sol, los trastornos del sueño no serían tan frecuentes como hoy, donde alrededor del 30% de la población dice tener o haber tenido problemas.
  3. ¿Amanezco descansado? Es la pregunta que todos deberíamos hacernos. Si la respuesta es “No”, debemos analizar cuál podría ser la causa para así cambiar la situación.
  4. El promedio necesario en adultos es 8 horas, pero hay personas que necesitan 6 y otras que con menos de 10 horas no despiertan repuestas.
  5. Siempre habrá excepciones que nos hagan acostarnos tarde, pero debemos intentar que sean eso: excepciones.

 

RECUADRO

Efectos del mal dormir

Piel más vieja: Se reduce la secreción de estrógeno, hormona que mantiene la piel humectada y con la textura adecuada.
Aumento del apetito: La continua falta de sueño vuelve más lento el metabolismo, aumentando el apetito. Esto produce alteraciones metabólicas como la insulino-resistencia y la incidencia de diabetes tipo II.
Menos memoria y concentración: Dormir menos de lo necesario aumenta la secreción de cortisol, lo cual, sostenido en el tiempo, atrofia el hipocampo.
Falta de energía: La hormona del crecimiento es la que durante toda la vida energiza y renueva las células. Cuando no se duerme bien no se sintetiza.
Baja en el ánimo: Durante el sueño profundo se sintetizan los neurotransmisores del sistema límbico, región del cerebro que regula las emociones. Por eso, existe una correlación entre depresión e insomnio. En algunos casos el continuo bajo ánimo que produce dormir mal puede ser la causa de una depresión.
Cuerpo “recalentado”: Durante el sueño profundo baja la temperatura del cuerpo. Cuando esto no ocurre, el cuerpo no se repone bien. Es similar a lo que sucede cuando dormimos con mucho calor.

 

Para saber más sobre los RITMOS CIRCADIANOS https://www.nigms.nih.gov/education/fact-sheets/Pages/circadian-rhythms-spanish.aspx

 

 

¿Eres docente?

Comparte tu material de apoyo a la comunidad

Compartir →

¿Fue útil? Califica este material

¡Gracias, hemos recibido tu calificación!

Materiales Relacionados

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.