Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Ago 2020 - Edición 243

El arte, la música... la cultura transforman vidas

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Arte terapia en cuarentena

Educar en Familia

Por: Equipo Educar en Familia

El arte terapia es una disciplina que invita a la experiencia artística  como medio de expresión. Con materiales sencillos como lápices y  papel, fomenta la comunicación y expresión de emociones y vivencias. Algunas ideas de especialistas para toda la familia.

Viaje al espacio

Por Josefina Palma. 

Necesitaremos un grupo de mínimo de dos personas. Ojalá una de ellas que guíe o narre la actividad. Como materiales: hojas y lápices o plumones.

¿Cómo se juega?

Etapa 1:

  • En esta etapa, la persona que guía la actividad realizará preguntas a su grupo. Nos relajamos, reímos y abrimos el canal de la imaginación. No hay errores, todas las respuestas son aceptadas. ¿Han viajado alguna vez al espacio?, ¿Cómo te imaginas el espacio?
  • Luego el guía anuncia: Abróchense los cinturones porque viajaremos con nuestra imaginación:
  • Iniciaremos definiendo los roles del viaje:

¿Quién conduce la nave? ¿Quién será el primero en bajarse a explorar? ¿Quién documentará el viaje con fotos y videos? ¿Quién arregla las fallas técnicas de la nave? ¿Quién cocina a bordo?

  • Nos imaginamos cómo es el lugar visitado:

¿Cómo se llama el planeta visitado? ¿Cómo es este planeta? ¿Hace calor o frío? ¿Qué colores tiene? ¿Qué vegetación crece en él? ¿Qué cosas mágicas suceden en él? ¿Les gusta? Y lo más importante, ¿había vida?

Etapa 2:

  • Retrataremos los seres vivos que descubrimos en este planeta. Cada uno tomará una hoja y un lápiz o plumón.
  • Todos dibujarán un círculo en su hoja: puede ser grande, pequeño, en el centro o bordes de la hoja.

Ese círculo será el inicio de nuestro marciano…, puede ser la cabeza, un ojo, el cuerpo, o incluso la cola!

  • Para descubrirlo, comienza a dibujarle partes de su cuerpo. Por ejemplo: ¿dónde tiene los ojos? ¿Dónde le crece pelo? ¿Tiene alas? ¿Cola? Pezuñas? ¿Escamas? ¿Cuántas patas tiene? Agréguenle lo que se les ocurra para crear su propio marciano. No tiene que ser parecido a la realidad ,sino parecido a lo que viste en tu viaje con tu imaginación!
  • Una vez creado el ser, con sus detalles locos, podremos dibujar y pintar cómo era el entorno, el planeta visitado. Sus colores y características: agua, arboles, montañas, rocas, cielo, nubes, pasto, vivienda etc.

Etapa 3 (opcional):

Compartimos entre todos nuestra creación. Aceptamos amablemente si alguien no quiere compartirlo.

  • Mostramos nuestros dibujos y comentamos. ¿Cómo se llama el marciano creado? ¿A qué se dedica? ¿cuál es su comida favorita?
  • ¿Cómo se siente este marciano? Elige entre estas cinco emociones: ¿siente pena, rabia, alegría, tranquilidad o miedo?
  • Podemos guardar nuestro marciano, pegarlo en la pared o ¡hacer lo que quieran con él!

Josefina Palma. Ha estudiado educación, diseño y gestión cultural, desarrollando una carrera enfocada en el diseño y ejecución de experiencias artísticas a favor de la inclusión de niños, niñas, adolescentes y adultos, con proyectos en cárceles, colegios y hospitales en Santiago de Chile.

Lo que siente nuestro corazón

Por Maite Astoreca.

Necesitamos un material como papel, cartulina, cartón o diario, idealmente de tamaño de un pliego para la base de obra (uno para todo el grupo familiar). También  lápices o pinturas o papeles para pegar, tijera y masking-tape, scotch o cinta adhesiva para unir pedazos.

¿Cómo se juega?

  • Es muy importante para esta actividad entender que no hay errores y que el respeto por el trabajo y participación del otro es fundamental. Los invito a crear, escucharse y reflexionar.
  • Juntos, disponemos sobre la mesa el pliego de papel o cartón y dibujamos un gran corazón. Luego, recortamos los bordes que sobran. Con el corazón ya recortado, juntos lo rasgamos de forma irregular, quedando cada integrante con un pedazo.
  • Antes de comenzar a crear, todos ponemos la mano derecha sobre nuestro corazón para poder sentir su latir. Alguno de los integrantes debe guiar la actividad con las siguientes preguntas:

-¿Siento mi corazón?, ¿cómo lo siento?, ¿late con rapidez o más tranquilo?, ¿cómo se ha sentido mi corazón en estos meses?, ¿cambia día a día?, ¿expreso a los demás lo que mi corazón siente?

-Y hoy…, ¿cómo se siente mi corazón?, ¿Qué emociones trae?, ¿Las puedo reconocer?

-Si tuvieran un color, ¿cuál sería?, ¿una forma?, ¿un lugar?, ¿cómo se expresaría hoy mi corazón?

  • Ahora es momento de pintar y dibujar.
  • Cada integrante debe escoger uno o más de los materiales para pintar que tengan y dibujar sobre el papel de manera libre lo que siente su corazón hoy: tranquilidad, rabia, alegría, agradecimiento, miedo, tristeza, nervio, aburrimiento, optimismo, etc…
  • Una vez que todos terminen, unirán las piezas del corazón, pegando los materiales entre sí.

Observarán y podrán comentar libremente el sentir de su corazón. Juntos pueden elegir un lugar para disponer el corazón en su casa y así recordar lo importante que es saber que siento y que siente el otro para poder acompañarse de la mejor manera.

Maite Astoreca es artista visual con mención en pintura, profesora de artes visuales con experiencia en colegios y en proceso de titulación de magíster artes en la salud y arteterapia, en Universidad Finis Terrae. Trabaja en Fundación Lacaracola.

 

 

 

¿Eres docente?

Comparte tu material de apoyo a la comunidad

Compartir →

¿Fue útil? Califica este material

¡Gracias, hemos recibido tu calificación!

Materiales Relacionados

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.