Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Ago 2020 - Edición 243

El arte, la música... la cultura transforman vidas

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

¿Amigos o conocidos?

Educar en Familia

Por: Equipo Hacer Familia

Para sentirse acompañados no basta con estar rodeados de personas. Tener un par de verdaderos amigos con quienes compartir la vida, sigue siendo necesario.

Los amigos son para pasarlo bien, salir, jugar… Y también son fundamentales para aprender a conocerse a uno mismo, para poner en común los problemas, probar otras perspectivas de vida, etc. Por eso, es bueno que los adultos no sólo fiscalicemos que las amistades no destruyan a un niño o adolescente. Es importante, también, que los acompañemos a saber construir amistades.

A ser amigos se aprende

“Cuesta entender por qué algo tan comúnmente aceptado y valorado no suele considerarse como un objeto educativo”, dice el español Gerardo Castillo, Doctor en Pedagogía e investigador, en su libro “La educación de la amistad en la familia”. En su opinión, esto se debe, en parte, a que muchos padres y profesores no relacionan la vida de amistad de sus hijos o alumnos con la mejora personal que están buscando para ellos. Así, intervienen sólo cuando ha habido un conflicto y no para guiarlos en cómo cultivar buenas amistades.

La tesis del libro de Castillo es que la amistad no es un ítem que pueda dejarse a la suerte, sino que es necesario educarla. ¿Por qué? Porque tiene un rol importante en el desarrollo de la personalidad de los hijos. Por ejemplo, les permite adquirir más confianza en sus posibilidades y es un estímulo para actuar de forma altruista. También, porque es un error pensar que basta ser simpático para tener amigos y que no requiere un esfuerzo especial, además de haber desarrollado habilidades sociales previas como el respeto, la ayuda mutua y el saber valorar a los demás.

Otra razón que da Castillo es que no es fácil distinguir la amistad de sus sucedáneos y que tampoco es sencillo elegir a los buenos amigos. Por algo será que no todas las personas tienen un verdadero amigo.

Del juego a la amistad del alma

Una característica de la amistad es que los amigos se eligen. Eso no cambia nunca, pero sí el criterio con el cual se opta. Durante la niñez lo que se busca es la compañía y el estar juntos haciendo una actividad entretenida para todos. Por eso mismo, muchas amistades de la infancia son efímeras.

El descubrimiento de la propia intimidad cambia el criterio de la elección, entonces quedarán descartados muchos amigos anteriores y se gestarán nuevos. Porque ya no sólo se está juntos para disfrutar de algo externo, sino que además hay un mutuo descubrimiento de la identidad del otro y un placer por compartir esos elementos espirituales.

La capacidad para hacerse de amigos del alma comienza, entonces, en la adolescencia y llega a su esplendor en la juventud, cuando es posible amar a la otra persona por lo que es, sin necesitar ninguna otra razón. Pero en esta etapa se está en movimiento, buscando el propio destino y, así, amistades que pudieron ser profundas se desvanecen por la falta de contacto. Entonces, el camino de cada uno es un segundo filtro y por eso sólo en la madurez de la vida puede saberse quiénes son los mejores amigos.

Lo mejor para el amigo

La amistad, más que un sentimiento, es un acto. Es estar, es compartir, es hacer un gesto de apoyo, es escuchar… Por lo tanto, la voluntad es ingrediente necesario.

Y también se necesita voluntad para que se cumpla otro requisito de la verdadera amistad: debe convertir a los amigos en mejores personas. Por eso, quien quiere ser un buen amigo debe partir por conocerse a sí mismo, aceptarse, saber qué es lo mejor para sí e intentar realizarlo. Así, sabiendo qué tiene para entregar, podrá donarse al amigo y también aconsejarlo correctamente. 

 

Para reconocer una verdadera amistad

-         Ayuda a conocerse a sí mismo, a cultivar los propios gustos y aficiones.

-         Cada uno puede mostrarse tal cual es, sin aparentar. Puede mostrar desacuerdos y no tiene que hacer favores para conseguir gratificaciones.

-         Ambos tiene conciencia de que su mundo se enriquece al abrirse al otro.

-         Vuelve mejor persona y motiva a exigir cariñosamente lo mejor del amigo.

-         Es un núcleo protector necesario para tener una vida sana y estable emocionalmente.

-         Conocidos podemos tener muchos. También, muchos compañeros de hobbies o de salidas. Sin embargo, amigos cercanos, en general, se dice que entre uno y cuatro.

 

Caitlin Quattromani y Lauran Arledge

TEDxMileHigh

Cómo nuestra amistad sobrevive nuestras posiciones políticas opuestas

https://www.ted.com/talks/caitlin_quattromani_and_lauran_arledge_how_our_friendship_survives_our_opposing_politics/transcript?language=es

¿Puedes seguir siendo amigo de alguien que no vota de la misma manera que tú? Para Caitlin Quattromani y Lauran Arledge, dos íntimas amigas que piensan muy diferente sobre la política, el resultado de las elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos podría haber supuesto hostilidad y falta de respeto. Escucha cómo en vez de eso eligieron entablar un diálogo... y aprende algunas tácticas simples que están usando para mantener una "amistad bipartidista".

¿Eres docente?

Comparte tu material de apoyo a la comunidad

Compartir →

¿Fue útil? Califica este material

¡Gracias, hemos recibido tu calificación!

Materiales Relacionados

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.