Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Oct 2020 - Edición 245

Educar en el cuidado del medio ambiente

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Ejercicio y alimentación: claves para el trabajo de los docentes

A la hora del recreo o durante el tiempo en que hacen sus clases, los docentes deben cuidar su alimentación y actividad física. Por ello, les entregamos una serie de recomendaciones que la destacada nutricionista Paloma Aguilar nos da.

Por: Marcela Muñoz I.
Ejercicio y alimentación: claves para el trabajo de los docentes

Paloma Aguilar, nutricionista paraguaya.

Al iniciar la conversación con la reconocida nutricionista paraguaya Paloma Aguilar, nos cuenta que le interesa dejar un mensaje muy claro: “Nuestra alimentación influye en nuestro rendimiento laboral; si comemos mal, no me va a sorprender que aumente el ausentismo laboral por problemas de salud que se pueden prevenir perfectamente con la alimentación y el ejercicio”.

—Los docentes en Chile trabajan muchas horas. ¿Qué recomendaciones alimenticias les darías?

—Mi recomendación sería primero evitar saltar las comidas principales que son desayuno, almuerzo, once y cena. Al trabajar tantas horas en el día, el cuerpo necesita su combustible que es el alimento. Si los docentes tienen un día largo por delante, lo mejor es empezar el día con un buen desayuno.

 

Un desayuno completo está compuesto por:

  • Panes de preferencia integrales o cereales como avena son fuente de energía y es importante incluirlos ya que son alimento para el cerebro.

  • Se pueden incluir lácteos descremados (como yogurt, queso, leche) o preparaciones con huevo.

  • Y si el docente quiere, le puede agregar al desayuno una fruta.

Si el profesor desayunó a las 6 de la mañana, es normal que a las 10 tenga un poco de hambre, entonces podría incluir una fruta como colación de media mañana, la que sea de su preferencia.

 

En la hora del almuerzo tratar de incluir en el plato principal:

  • Arroz, fideos, tubérculos (elegir un alimento entre los mencionados y tratar de respetar la porción, la porción siempre depende de cada persona).

  • Pescado o pollo sin piel o carne sin grasa visible o preparaciones con huevo.

  • Verduras SIEMPRE (las que sean de su preferencia).

  • Reducir el consumo de sal en este tiempo de comida, en reemplazo se pueden utilizar especias como orégano, romero o tomillo para darle sabor a la comida.

  • La bebida para acompañar, siempre se recomienda agua.

En el tiempo de la hora del té se puede hacer una comida saludable, incluyendo panificados integrales y lácteos descremados o preparaciones con huevo.

 

En la comida:

  •  Importante es incluir verduras (las que más le gusten al docente).

  • Un poco de arroz, fideos o papa u otro tubérculo (la porción siempre depende de la persona, por eso es importante consultar con el nutricionista).

  • Y un poco de pollo, carne o pescado.

  • Se recomienda no cenar muy tarde, por lo menos 1 hora a 2 horas antes de dormir.

  • Lo mejor sería evitar el exceso de sal y frituras, ya que con ese tip cuidamos el corazón y reducir o evitar el consumo
    de bebidas azucaradas como gaseosas.

¿Cuánta actividad física se recomienda para los docentes?

Si el docente permanece sentado muchas horas, lo ideal es realizar una pausa activa cada tres horas. Ejemplo: caminar a buscar un vaso de agua, estirar un poco los brazos o piernas.

Y la actividad física recomendada es aquella que el docente pueda mantener a largo plazo, es decir por más de 6 meses. La actividad física no solo tiene beneficios para la salud física, sino también para la salud mental, ya que ayuda a reducir el estrés, por eso es importante incluirla todos los días.

Lo ideal es realizarla 30 minutos por día y no hace falta que sea de seguido. Por ejemplo, el docente tiene 15 minutos en la mañana para caminar por el barrio y 15 minutos en la noche y está perfecto. Lo importante es que se mueva.

¿Cuánto deben dormir y descansar los docentes?

Se recomienda dormir 8 horas diarias. Por ello, algunos consejos:

  • Relajarse antes de dormir: leer, escuchar música, tomar un baño con agua tibia, prender una vela, etc.

  • El ejercicio diario ayuda a tener un sueño profundo.

  • Lo mejor sería evitar la cafeína después de las 18 horas porque muchas personas son sensibles a ella y luego tienen problemas para dormir.

Deja un comentario

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.