Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Oct 2020 - Edición 245

Educar en el cuidado del medio ambiente

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

¿Cómo afectan las pantallas a los niños TEA?

Si el tiempo en pantalla es un problema para la mayoría de los padres, más lo será para quienes tienen hijos con trastornos del espectro autista (TEA). El problema es que el mundo digital, gracias a su lógica concreta y secuenciada, abre un espacio altamente llamativo para ellos. Por Soledad Garcés

Por: Soledad Garcés
¿Cómo afectan las pantallas a los niños TEA?
 

El principal desafío a trabajar es que, tal como señala el reporte de Childwise de 2016, “los niños TEA pasan un 60% más de tiempo que sus hermanos jugando videojuegos. Debido a su dificultad para controlar sus impulsos tienen mayor riesgo de desarrollar un uso problemático de las pantallas”.

Seguramente todos hemos visto niños con pataletas o alterados como consecuencia de haber sido desconectados de sus pantallas favoritas. Cuando cuesta regular el estado emocional hablamos de desregulación. Pero ¿qué sucede en ese momento? Su cuerpo está bajo un efecto químico que se inició al prender el videojuego. La frecuencia cardiaca y presión arterial se elevan, su organismo libera gran cantidad de adrenalina; lo cual lo pone en estado de agitación y agresividad. Está en un estado de alerta pero, a la vez, demasiado involucrado en su juego para desconectarse. Los niños TEA presentan a menudo desequilibro en su sistema de dopamina, lo que implica que les es más difícil lograr la motivación y sentir el placer del éxito por sus propios medios.

Por ello, el uso de videojuegos y redes sociales activa el circuito de recompensa cerebral, elevando los niveles de dopamina y adrenalina muy por sobre los niveles normales. Esto gatilla una alteración en la capacidad de empatizar con otros, aumenta el estrés y la ansiedad en respuesta a la dopamina, adrenalina y cortisol que se han liberado durante la experiencia del videojuego.

Desafíos

Algunos de los retos que viven los niños TEA en la realidad, también los tienen en el mundo virtual. Les es más complejo entender los contextos sociales en que se dan las relaciones virtuales. Un estudio realizado por McAfee, en 2014, arrojó que los niños TEA tienen 16 veces más probabilidades de ser víctimas de ciberacoso debido a la dificultad que tienen para comprender los contextos en que se dan las relaciones sociales en la web.

Orientaciones para padres

Los padres deben estar atentos y entender que las oportunidades del mundo digital van aumentando a lo largo de la vida, lo cual hace necesario regularlas desde temprana edad. Pocas veces he sido partidaria de la prohibición, pero en el caso de niños TEA resulta muy complejo ponerles a ellos, las mismas reglas que son adecuadas para otros hermanos.

  • Recomiendo ser muy rigurosos en el acceso a los dispositivos y sugiero una prohibición parcial a actividades digitales que puedan causar efectos negativos en su desarrollo (principalmente, redes sociales y videojuegos en línea).

  • Regular el tiempo de conexión y evitar la dependencia o adicción a las pantallas, será clave para promover habilidades sociales reales que sean prioritarias para ellos y prepararlos al futuro. Es, además, sumamente relevante fomentar las rutinas de sueño, incluso manteniendo fines de semana, con el fin de resguardar la calidad del sueño y facilitar así su normal desarrollo.

  •  Todo el tiempo que pasan frente a una pantalla viendo videos en YouTube o jugando en línea, es tiempo que pierden de aprender a hacer otras tareas fundamentales para su desarrollo.

  • El mundo virtual, bien gestionado puede ser una oportunidad para los niños TEA en su crecimiento. Existen varias aplicaciones que les permiten desarrollar habilidades sociales asistidas donde se muestran patrones de conductas esperadas. Estas aplicaciones deben ser recomendadas por especialistas y supervisadas por adultos.

  • Cada niño es diferente y conocer los intereses y gustos de cada uno será clave para poder entenderles.

Señales de alerta

• El tiempo en pantalla lo estimula en exceso y lo deja excesivamente agotado.

• Está obsesionado con el tiempo en pantalla hasta el punto de dejar de hacer otras cosas.

• Tiene reacciones desreguladas en cuanto le quitan el acceso a las pantallas.

Soledad Garcés

 

Deja un comentario

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.